FAQs

¿Con qué frecuencia debo realizar el entrenamiento EMS?


Se recomiendan dos sesiones de entrenamiento de EMS por semana.

Dependiendo de sus objetivos, una sesión de entrenamiento por semana puede ser suficiente.




¿Cómo funciona el entrenamiento EMS?


El entrenamiento EMS funciona a través de la estimulación electromuscular sincrónica (EMS). Se abordan simultáneamente grupos musculares individuales (agonistas) y sus homólogos musculares (antagonistas), como los músculos flexores y extensores o los músculos abdominales y de la espalda. Los electrodos para todos los grandes grupos musculares (piernas, abdomen, glúteos, espalda, pecho, brazos, hombros) están incorporados en un sistema de cinturón especial.

Con el entrenamiento EMS, todos los músculos se entrenan en un tiempo mucho más corto y de forma mucho más intensa de lo que es posible con el entrenamiento de fuerza convencional. La intensidad del entrenamiento se puede dosificar por separado y de forma continua para cada grupo muscular.




¿Cuándo puedo esperar resultados visibles?


Sentirá los primeros éxitos ya después del primer entrenamiento, su postura se erguirá, la musculatura recibirá un suministro óptimo de sangre y el metabolismo funcionará a toda velocidad.

Ya se podrán ver y medir los primeros éxitos tras unas pocas aplicaciones. La mayoría de los clientes sienten y ven un efecto generalmente después del tercer o cuarto entrenamiento.




¿Qué intensidad tiene la formación del EMS?


Un entrenamiento de EMS suele durar unos 20 minutos. Durante este tiempo, se entrenan simultáneamente todos los grupos musculares relevantes y se estimulan y tensan entre 120 y 200 veces.




¿Para quién es adecuada la formación del EMS?


Para todos aquellos que:

  • quieran hacer algo activamente para preservar su salud
  • quieran conseguir resultados visibles de entrenamiento en poco tiempo y con poco gasto de tiempo
  • tienen problemas musculares de espalda y articulaciones o problemas de postura
  • sufren problemas de incontinencia
  • tienen una movilidad limitada y buscan un entrenamiento eficaz que sea amigable para las articulaciones
  • desea conocer una nueva forma de entrenamiento




¿Puede la corriente dañar mi corazón durante el entrenamiento EMS?


No. El uso de corriente de impulso de baja frecuencia se usa ampliamente en terapias de entrenamiento y rehabilitación. Los músculos son órganos electroquímicos y necesitan impulsos eléctricos del sistema nervioso central para contraerse. La tecnología EMS utiliza este principio natural pero es capaz de intensificar la contracción aplicando electrodos directamente sobre el músculo.
El corazón está incrustado en el pericardio, lo que lo aísla completamente de esta forma de impulsos. Varios estudios no pudieron detectar ningún efecto dañino




¿Cuándo no se debe utilizar el entrenamiento EMS?


  • Epilepticos

  • Inflamación aguda
  • Trombosis aguda
  • Marcapasos
  • Enfermedades graves en fase aguda, como el cáncer y la esclerosis múltiple
  • Durante el embarazo




¿Qué ocurre durante el entrenamiento?


Durante el entrenamiento se tensan activamente los músculos. Los impulsos emitidos por el aparato le ayudan a aumentar e intensificar esta tensión muscular y así entrenar sus músculos de la mejor manera posible. La tensión y la relajación se producen durante 20 minutos en intervalos regulares o variables. En función de sus objetivos, su rendimiento y su estado de salud, la intensidad de los impulsos puede aumentarse gradualmente para lograr resultados óptimos de entrenamiento.




¿Es peligroso el entrenamiento con electricidad?


No, el entrenamiento actual de estimulación no es definitivamente peligroso (excluyendo las contraindicaciones). La corriente de estimulación se utiliza en medicina desde hace décadas. La corriente de estímulo es una corriente de baja frecuencia con un voltaje muy bajo y se basa en las propias corrientes eléctricas del cuerpo, que fluyen constantemente en nuestro organismo. La corriente de estímulo actúa exclusivamente sobre los músculos estriados (músculos esqueléticos), que podemos controlar a voluntad a través de las vías nerviosas. No se aborda la musculatura del corazón ni la musculatura lisa (involuntaria o de órganos).




¿El entrenamiento EMS sustituye mi entrenamiento de fuerza anterior?


Sí, el entrenamiento EMS es un método de entrenamiento muy eficaz y amigable con las articulaciones, que entrena toda la musculatura del esqueleto de forma muy suave y con éxito y es un sustituto adecuado del entrenamiento con equipos convencionales. Las articulaciones no se estresan involuntariamente durante el entrenamiento EMS y los músculos se entrenan lateralmente y en profundidad. Los desequilibrios causados por la vida cotidiana o las malas posturas pueden compensarse.